Para ver mejor el blog, puedes ampliar y reducir el tamaño pulsando a la vez las teclas Ctrl y + o -. Presionando además F11, aparecerá en modo de pantalla completa.

miércoles, 25 de enero de 2017

Estilo de Shakespeare



Estructura e ingredientes de la obra. Comedia y tragedia. Tratamiento de las normas aristotélicas.
  La obra conserva la estructura básica de una tragedia clásica: desenlace trágico, cinco actos y tono en general elevado; por lo demás, sin embargo, Shakespeare se muestra libre con respecto a las normas pseudoaristotélicas: el romance se desarrolla a lo largo de varias jornadas, cuyo número no se determina claramente, y los escenarios se suceden conforme a las necesidades de la acción, sin que se advierta en ningún momento esfuerzo alguno del autor por reducir la diversidad de ambientes. Por otra parte, el autor quiebra también la preceptiva separación entre tragedia y comedia: los personajes de elevada y noble condición aparecen junto a los criados y gente humilde y, contra la norma clásica, el lenguaje elevado, propio de la tragedia, convive con un registro coloquial o sencillo, aunque nunca excesivamente vulgar, reservado a la comedia en las obras clásicas.

1. Di a cuáles de los siguientes aspectos se refiere el texto anterior:
  • Personajes
  • Acotaciones
  • Unidad de lugar
  • Unidad de acción
  • Unidad de tiempo
  • Lenguaje culto
  • Narrador
  • Comedia y tragedia


LADY CAPULETThis is the matter:--Nurse, give leave awhile,

We must talk in secret:--nurse, come back again;10

I have remember'd me, thou's hear our counsel.

Thou know'st my daughter's of a pretty age.
NurseFaith, I can tell her age unto an hour.
LADY CAPULETShe's not fourteen.
NurseI'll lay fourteen of my teeth,--

And yet, to my teeth be it spoken, I have but four--

She is not fourteen. How long is it now

To Lammas-tide?


El lenguaje shakespeareano. Como todo el teatro en la época del Barroco, la obra está escrita casi enteramente en verso: por un lado, se trata de una forma más de contentar y encandilar a un público heterogéneo y exigente, el cual tenía el oído mucho más habituado a escuchar versos de lo que lo está la audiencia actual; de otra parte, para los actores se trata de un eficaz medio de memorización, habitual en la épica juglaresca y en la literatura oral de todos los tiempos y todo lugar.

2. ¿Qué ventajas ofrece el verso en el teatro?
3. Reconoces estos fragmentos? ¿A qué momentos pertenecen? ¿Hay diferencias en la manera de hablar de los personajes en unos y otros momentos?:
 I
     ¡Ay! ¡que el amor, cuyos ojos están siempre vendados, halle sin ver la dirección de su blanco![...]¡Oh, Dios! ¿qué refriega era ésta? Mas no me lo digáis, pues todo lo he oído. Mucho hay que luchar aquí con el odio, pero más con el amor. ¡Sí, amante odio! ¡Amor quimerista! ¡Todo, emanación de una nada preexistente! ¡futileza importante! ¡grave fruslería! ¡informe caos de ilusiones resplandecientes! [...]
II
     ¿Qué decís? ¿Podréis amar a ese hidalgo? Esta noche le veréis en nuestra fiesta. Leed en la fisonomía del joven Paris, leed en ese libro y en él hallaréis retratado el placer con la pluma de la belleza. Examinad uno a uno los combinados lineamientos, veréis cómo se prestan mutuo encanto; y si algo de oscuro aparece en ese bello volumen, lo hallaréis escrito al margen de sus ojos. Este precioso libro de amor, este amante sin sujeciones, para realzarse, sólo necesita una cubierta. El pez vive en el mar y es un grande orgullo para la belleza el dar asilo a la belleza. El libro que con broches de oro encierra la dorada leyenda, gana esplendor a los ojos de muchos: poseyéndole, pues, participaréis de todo lo que es suyo, sin disminuir nada de lo que vuestro es.



III
ROMEO (a JULIETA.)
     Si mi indigna mano profana con su contacto este divino relicario, he aquí la dulce expiación: ruborosos peregrinos, mis labios se hallan prontos a borrar con un tierno beso la ruda impresión causada.
JULIETA
     Buen peregrino, sois harto injusto con vuestra mano, que en lo hecho muestra respetuosa devoción; pues las santas tienen manos que tocan las del piadoso viajero y esta unión de palma con palma constituye un palmario y sacrosanto beso.
ROMEO
     ¿No tienen labios las santas y los peregrinos también?
JULIETA
     Sí, peregrino, labios que deben consagrar a la oración.
ROMEO
     ¡Oh! Entonces, santa querida, permite que los labios hagan lo que las manos. Pues ruegan, otórgales gracia para que la fe no se trueque en desesperación.
JULIETA
     Las santas permanecen inmóviles cuando otorgan su merced.
ROMEO
     Pues no os mováis mientras recojo el fruto de mi oración. Por la intercesión de vuestros labios, así, se ha borrado el pecado de los míos.
(La da un beso.)

IV
ROMEO
     El amor, que a inquirir me impulsó el primero; él me prestó su inteligencia y yo le presté mis ojos. No entiendo de rumbos, pero, aunque estuvieses tan distante como esa extensa playa que baña el más remoto Océano, me aventuraría en pos de semejante joya.
JULIETA
     El velo de la noche se extiende sobre mi rostro, tú lo sabes; si así no fuera, el virginal pudor coloraría mis mejillas al recuerdo de lo que me has oído decir esta noche. [...] ¡pero fuera ceremonias! ¿Me amas tú? Sé que vas a responder -sí; y creeré en tu palabra.

Lirismo. Como ya se ha dicho, el autor de Strattford-on-Avon, además contarse entre los mejores dramaturgos de la Historia, también es uno de los más elevados poetas. El dramaturgo utiliza diferentes formas poéticas a lo largo del relato, aunque la mayor parte de Romeo y Julieta está escrita en verso blanco, redactada en estrictos pentámetros yámbicos.
En cuanto a la elección de formas poéticas, Shakespeare asocia cada una de ellas a un personaje específico: si, por ejemplo, la nodriza se expresa normalmente con versos blancos, mostrando tendencia al lenguaje coloquial, Romeo en cambio, cuando habla sobre Rosalinda en las líneas iniciales, emplea el soneto petrarquista: una composición usada habitualmente para exagerar la belleza de las mujeres. La misma forma poética que usa también la Señora Capuleto cuando le describe a Julieta la apariencia física de Paris.
En el momento en que la joven pareja se conoce, Shakespeare cambia el petrarquismo de los sonetos a un estilo más contemporáneo; finalmente, cuando ambos se encuentran en el balcón, él inicia un soneto para expresarle su amor, pero Julieta lo interrumpe: "¿Me amas?" -cortando el discurso retórico y afectado con un lenguaje directo, sencillo y lleno de sinceridad.
La obra incluye formas poéticas como un epitalamio de Julieta, una rapsodia compuesta por Mercucio al disertar sobre la reina Maud o una elegía hecha por Paris.
En ocasiones, Shakespeare reserva la prosa para las expresiones de la gente común, y a veces en personajes como Mercucio.
4. Explica brevemente cómo elige Shakespeare el tipo de estrofa que utiliza en cada ocasión y pon dos ejemplos.
5. Compara el discurso de Mercucio con esta canción y su letra:




Desbordamiento de la unidad de estilo: La norma clásica establecía que una tragedia debía mantener un lenguaje siempre elevado y una comedia emplear un registro coloquial o sencillo, aunque nunca excesivamente vulgar. El autor inglés, como sabemos, rompe con esta exigencia: si bien el tono general de la obra es elevado y el estilo adornado y elegante, no faltan nunca el contrapunto cómico y la broma oportuna. Los personajes adoptan un registro lingüístico diferente para cada situación, en una variedad que va desde el adorno poético hasta la broma soez, pasando por el lenguaje sencillo y directo y por la solemnidad en algunos casos.
6. ¿Qué es la "unidad de estilo"?

7. Dibuja un gato negro. Ahora dibuja un gato blanco. Por último, pinta un gato negro de noche y un gato blanco en la nieve: ¿Qué ocurre? ¿Por qué?


En cualquier imagen, unas figuras deben contrastar con otras.



 En realidad, parece que esta idea se podría aplicar a cualquier cosa en esta vida: ¿conoces los conceptos de Yin y Yang? Averigua de qué se trata




 ¿Conoces estas imágenes? ¿Qué conclusión podrías sacar de ellas?: 






¿Qué crees que significa esta frase? ¿Crees que es simplemente una tontería o tiene su sentido?:

 Como recurso literario, ¿sabes qué nombre recibe esta figura literaria?

8. Lee, entiende y anota las diferencias que hay entre paradoja, antítesis y oxímoron, tres figuras retóricas muy habituales en el Barroco.

Intenta expresar, por medio de alguna de esas figuras, una de estas complejas realidades: 
  • El síndrome de Estocolmo.
  • La idea de que no es más rico quien más tiene, sino el que menos necesita.
  • La relación de amor-odio de dos hermanos.
  • El hecho de que haya premios Nobel de la paz que dirigen las guerras.
  • Etc.




9. Di cuáles de los recursos anteriores están presentes en este fragmento, que leímos antes: 


Mucho hay que luchar aquí con el odio, pero más con el amor. ¡Sí, amante odio! ¡Amor quimerista! ¡Todo, emanación de una nada preexistente! ¡futileza importante! ¡grave fruslería! ¡informe caos de ilusiones resplandecientes! (77) ¡leve abrumamiento, diáfana intransparencia, fría lava, extenuante sanidad! ¡sueño siempre guardián, asunto en la esencia! -Tal cual eres yo te siento; yo, que en cuanto siento no hallo amor!

10. Lee esta pequeña reseña sobre la escritura de Petrarca y el soneto del mismo autor que encontrarás a continuación; entonces responde a las cuestiones que se proponen al final:


 El Cancionero de Petrarca significa una auténtica revolución literaria. La métrica presenta varias innovaciones, como la consolidación del  endecasílabo y del soneto. La temática aporta un repertorio exhaustivo de sentimientos y situaciones que se pueden dar en una relación amorosa, descritos con minuciosidad y sutileza. El estilo también es novedoso y abunda en imágenes, símbolos y metáforas que serán empleadísimos en la posteridad.

Soneto a Laura


Paz no encuentro ni puedo hacer la guerra,
y ardo y soy hielo; y temo y todo aplazo;
y vuelo sobre el cielo y yazgo en tierra;
y nada aprieto y todo el mundo abrazo.
Quien me tiene en prisión, ni abre ni cierra,
ni me retiene ni me suelta el lazo;
y no me mata Amor ni me deshierra,
ni me quiere ni quita mi embarazo.
Veo sin ojos y sin lengua grito;
y pido ayuda y parecer anhelo;
a otros amo y por mí me siento odiado.
Llorando grito y el dolor transito;
muerte y vida me dan igual desvelo;
por vos estoy, Señora, en este estado.
Francesco Petrarca. Versión de Jorge A. Piris

1. La idea del poema es: 
a) El poeta, desdeñado por su amada, afirma que ha empezado a odiarla.
b) Petrarca canta feliz porque Laura lo ama.
c) El enamorado, impaciente, anda sin saber qué hacer y está intranquilo.

2. En este soneto podemos encontrar muchas figuras retóricas. Señala dónde están éstas y di si encuentras alguna otra: 
  • antítesis
  • polisíndeton
  • Hipérbole
  • paradoja
3. ¿Cuál de las funciones del lenguaje predomina en el texto?

4. ¿Piensas que el poema de Petrarca se parece en algo al fragmento del ejercicio anterior?


 5. Todo el fragmento II se basa en una comparación: se trata de un símil entre la belleza de Paris y ... ¿qué objeto?


6. (Como complemento para trabajar las figuras retóricas, puedes tratar de identificar las muchas que aparecen en este estrambótico poema)

 9. Volviendo a los contrastes, podemos decir que en Romeo y Julieta no se dan sólo en el plano lingüístico, sino además, muy frecuentemente, en la estructura de la obra; recuerda ejemplos concretos de estas oposiciones presentes en la obra: 
  • Amor-odio
  • Vida- muerte
  • Arriba-abajo
  • joven-viejo
  • luz-tinieblas
  • lento-rápido
  • etc.

10. Lo que vas a leer a continuación es una versión reducida de la intervención de Romeo al principio del fragmento III; en ella, algunas palabras se han cambiado por otra de uso más común, pero otras han sido eliminadas por completo. Di cuáles son los elementos suprimidos y qué aportan al texto:
ROMEO (a JULIETA.) 
     Si mi mano ha tocado este relicario, he aquí el castigo: mis labios, como si fueran unos peregrinos, van a borrar con un beso la huella que han dejado.
 
 (VERSIÓN COMPLETA: Si mi indigna mano profana con su contacto este divino relicario, he aquí la dulce expiación: ruborosos peregrinos, mis labios se hallan prontos a borrar con un tierno beso la ruda impresión causada) 
 
Aparecen también aquí, en la misma oración, una metáfora y un hipérbaton: ¿los identificas?
 



11. Los adjetivos aportan riqueza de matices al texto pero, usados en exceso, pueden resultar muy tediosos y pesados; di si, en tu opinión, el diálogo que sigue a esta primera intervención es pesado y calcula cuánto tiempo tardó Romeo en besar a Julieta:

JULIETA
     Buen peregrino, sois harto injusto con vuestra mano, que en lo hecho muestra respetuosa devoción; pues las santas tienen manos que tocan las del piadoso viajero y esta unión de palma con palma constituye un palmario y sacrosanto beso.
ROMEO
     ¿No tienen labios las santas y los peregrinos también?
JULIETA
     Sí, peregrino, labios que deben consagrar a la oración.
ROMEO
     ¡Oh! Entonces, santa querida, permite que los labios hagan lo que las manos. Pues ruegan, otórgales gracia para que la fe no se trueque en desesperación.
JULIETA
     Las santas permanecen inmóviles cuando otorgan su merced.
ROMEO
     Pues no os mováis mientras recojo el fruto de mi oración. Por la intercesión de vuestros labios, así, se ha borrado el pecado de los míos.
(La da un beso.)

12. Comenta el estilo de este fragmento:

JULIETA
¡Oh, alma de víbora, oculta bajo belleza en flor! ¿Qué dragón habitó nunca tan hermosa caverna? ¡Agradable tirano! ¡Angélico demonio! ¡Cuervo con plumas de paloma! ¡Cordero de lobuna saña! ¡Despreciable sustancia de la más divina forma! ¡Justo opuesto de lo que apareces con razón, condenado santo, honorífico traidor! -¡Oh, naturaleza! ¿Para qué reservabas el infierno cuando albergaste el espíritu de un demonio en el paraíso mortal de un cuerpo tan encantador? ¿Volumen contentivo de tan vil materia fue jamás tan bellamente encuadernado? ¡Oh! ¡Triste es que habite la impostura tan brillante palacio!
NODRIZA
No hay sinceridad, ni fe, ni honor en los hombres; todos son falsos, perjuros, hipócritas. -¡Ah! ¿Dónde está mi paje? Dadme un elixir. -Estos pesares, estas angustias, estas penas me envejecen. ¡Oprobio sobre Romeo!
JULIETA
¡Maldita sea tu lengua por semejante deseo! Él no ha nacido para la deshonra.

13. Sitúa este fragmento en el conjunto de la obra y comenta su estilo, echándole también un vistazo a esta versión:




ROMEO
¡Amén, amén! Que venga el pesar que quiera; nunca igualará a la suma de felicidad que brinda el contemplarla un breve instante. Enlaza tan sólo nuestras manos con la fórmula bendita y que la muerte, vampiro del amor (585), despliegue su osadía: me basta poder llamarla mía.
FRAY LORENZO
Esos violentos trasportes tienen violentos fines y en su triunfo mueren: son como el fuego y la pólvora que, al ponerse en contacto, se consumen. La más dulce miel, por su propia dulzura se hace empalagosa y embota la sensibilidad del paladar. Amad, pues, con moderación; el amor permanente es moderado. El que va demasiado aprisa, llega tan tarde como el que va muy despacio.
(Entra JULIETA.)
He ahí la dama. ¡Oh! Tan leve pie jamás gastará estas piedras inalterables.



Profundidad de pensamiento. Sentenciosidad. Francisco Ruiz Ramón, en su Historia del teatro español, describe la comedia lopesca con las frases "Mucha acción y poca filosofía" y "Mínimo de profundidad y máximo de intensidad"; estas descripciones no valen para la obra de Shakespeare (tampoco para la de Calderón), cuyos textos, además de constituir un estudio del alma humana, están llenos de pensamientos profundos y reflexiones agudas. Muchas citas y aforismos de sus obras han pasado a formar parte del uso cotidiano, tanto en el inglés como en otros idiomas. De hecho, Shakespeare es uno de los autores más citados en las colecciones de frases agudas, ingeniosas o inteligentes.


Algunas de las sentencias que contiene la obra:
  • Sólo se burla de las heridas quien jamás fue herido.
  • Si el amor es ciego, no puede dar en el blanco.
  • Las medias palabras sólo obtienen medios consejos.
  • La virtud mal aplicada se convierte en vicio, y en ocasiones el vicio se dignifica por la acción.
  • Quien corre se expone a tropezar.
  • Los delirios violentos tienen violentos fines.
  • La más dulce miel, por su propia dulzura se hace empalagosa y embota la sensibilidad del paladar.
  • El amor de los jóvenes no está en el corazón, sino en los ojos.
  • Tan tarde llega el que va demasiado aprisa como el que va demasiado despacio.
  • Un sentimiento moderado revela amor profundo, en tanto que si es excesivo indica falta de sensatez.
14. ¿En qué consiste la famosa "profundidad de pensamiento" de Shakespeare? 15. Imagina tres situaciones en las que cobren sentido algunas de las sentencias citadas.



MERCUCIO : No, no es tan honda como un pozo, ni tan ancha como un pórtico, pero es buena, servirá. Pregunta por mí mañana y me verás mortuorio. Te juro que en este mundo ya no soy más que un fiambre. ¡Malditas vuestras familias! ¡Voto a...! ¡Que un perro, una rata, un ratón, un gato me arañe de muerte! ¡Un bravucón, un granuja, un canalla, que lucha según reglas matemáticas! ¿Por qué demonios te metiste en medio? Me hirió bajo tu brazo. ROMEO : Fue con la mejor intención. MERCUCIO : Llévame a alguna casa, Benvolio, o me desmayo. ¡Malditas vuestras familias. Me han convertido en pasto de gusanos. Estoy herido, y bien. ¡Malditas! Sale [con BENVOLIO]. ROMEO : Este caballero, pariente del Príncipe, amigo entrañable, está herido de muerte por mi causa; y mi honra, mancillada con la ofensa de Tebaldo. Él, que era primo mío desde hace poco. ¡Querida Julieta, tu belleza me ha vuelto pusilánime y ha ablandado el temple de mi acero!

1 comentario:

  1. El amor como cárcel, ser presa de él es la imagen idílica que se tiene del amor. Y es que ¿qué es el amor si no amas a tu amante hasta el punto de dejar tu vida por él?
    Bueno, pues el amor es mucho más que eso, el amor no es para vivir presa de él ni de tu amado, el amor es felicidad, es alegría, es plenitud, el amor es vida. O al menos ese es el amor en el que yo creo, muy distinto al de Romeo y Julieta, donde los protagonistas se vuelven esclavos de su relación, también ocurre algo parecido en la película de “Crepúsculo”, donde el amor de Edward y Bella se convierte en una droga, se vuelven totalmente dependientes de ese sentimiento. Nuestro cuatro protagonistas son conocedores del fin fatal que puede tener su amor, pero aún así desean esta “droga”. Otra cosa que les atrae de esta sustancia es el hecho de que esté prohibida.
    Son presas de este sentimiento aún a sabiendas de que este amor les puede causar importantes daños.
    En la película de “crepúsculo, por ejemplo, podemos apreciar como ella ama a él con todo su corazón, sabiendo que él le puede hacer mucho daño, creo que esta película fomenta, en cierta manera, la imagen de la mujer dócil y sumisa ante la imagen poderosa de su pareja, que en cualquier momento puede hasta matarla, pero, sin embargo, en la película, consiguen reflejar una belleza sublime y un final entrañable, donde todo es perfecto. El problema es que la realidad no están fantástica y en las relaciones donde ella vive con miedo a su pareja, porque la pareja es realmente peligrosa, ésta hace realmente daño a su amada.


    África Sara Franco Gutiérrez

    ResponderEliminar